rotor qrings

Ya tenemos en Biciados los Q-Rings de Rotor. Os dejamos un artículo titulado “Rotor y la salud de las rodillas del ciclista” con el que, quien no conozca los platos ovalados, podrá entender los beneficios que éstos aportan.

ROTOR Y LA SALUD DE LAS RODILLAS DEL CICLISTA

Podemos considerar que el ciclismo es un deporte “agresivo” para las rodillas del ciclista. El pedaleo constante somete a la articulación a un gran trabajo y a una gran cantidad de “ciclos de uso” que, por lógica, pueden contribuir a dañar la rodilla, especialmente si la forma en que pedaleas no es del todo correcta.

Un pedaleo inadecuado puede ser perjudicial para la articulación, a la vez que una forma correcta de pedalear podría llegar indudablemente a ser beneficiosa a largo plazo con la salud de la rodilla.

Hoy tratamos de mostrar, con un informe avalado por profesionales de la medicina, que el sistema de pedaleo diseñado por la empresa Rotor, y que cada vez encuentra más adeptos en todas las ramas del ciclismo, tanto en el mundo profesional como en los cicloturistas y ciclistas de ciudad, contribuye, con la eliminación del punto muerto superior de la pedalada, a la salud de la rodilla del ciclista.

Pedaleo convencional vs pedaleo con Q-Rings

Al eliminar el punto muerto, Rotor reduce las lesiones de rodilla típicas del ciclista, debido al menor estrés sobre el tendón rotuliano. Con Rotor, el empuje es más progresivo y la tensión articular más uniforme, con lo que se mitigan los dolores y se consigue un pedaleo más suave y agradable.

Muchos ciclistas se ven tarde o temprano afectados por el estrés que produce el pedaleo convencional (con puntos muertos) en las articulaciones. Especialmente en las subidas muy duras, o en las marchas largas, o aquellos ciclistas de mediana edad o que no tienen una forma física idónea, encuentran en la rodilla su punto débil, ya que les impide montar normalmente en bicicleta, o les limita su entrenamiento al no poder forzar las rodillas en exceso, o simplemente que les resulta incómodo porque les impide rendir a niveles más altos. Y por tanto no pueden disfrutar como quisieran sobre la bici, y eligen otros deportes que les permitan mantenerse en forma sin dolor y con confort.

También es habitual ver muchos ciclistas y corredores de nivel que sufren tendinitis y dolor en las articulaciones, debidas al exceso de entrenamiento sobre la bici. Y el problema es que no tienen otra solución que parar de pedalear o ponerse en manos de la medicina.

Por tanto, el esfuerzo aplicado por el ciclista en el punto muerto superior supone una agresión para la articulación de la rodilla, pues es el instante donde mayor es el grado de flexión de la misma. Además hay que añadirle el hecho de que es también ahí donde se hace prácticamente nula la componente tangencial (la que genera potencia) de las fuerzas aplicadas al pedalear, con lo cual si se trata de generar potencia en dicho punto, y ya que el desarrollo en dicho punto es el mismo durante todo el ciclo, el par de fuerzas o momento extensor ha de ser muy alto, lo cual perjudica enormemente a la articulación.

rotor grafico

Además de la explicación puramente biomecánica, la problemática del punto muerto superior tiene otros importantes efectos negativos de carácter fisiológico para las rodillas del ciclista. Y Rotor los soluciona como veremos a continuación.

Los daños articulares que puede producir el pedaleo convencional

Lesiones por laxitud del tendón rotuliano: En el punto muerto superior del ciclo de pedaleo convencional, los músculos aplican una gran fuerza, pero ésta no es transmitida a la bicicleta. Dicha fuerza impacta sobre la rótula, que absorbe las tensiones producidas en cada pedalada. En el momento del punto muerto, el tendón rotuliano, que está trabajando durante todo el ciclo, deja de trabajar y se destensa, al no poder transmitir fuerza.

Inmediatamente en la bajada de la biela, llega el golpe de pedal del ciclista, aplicándose súbitamente la máxima potencia. Con lo cual el tendón rotuliano pasa de una situación de distensión (laxitud) a una de máxima tensión, de pronto, produciéndose el efecto de un “latigazo”. Dicho latigazo, periódicamente repetido en cada pedalada, 80-100 veces por minuto, muchas horas de pedaleo, durante muchos días y años de entrenamiento, produce un deterioro grave del tendón, que acaba produciendo lesiones y dolores crónicos que a menudo impiden el pedaleo e incluso afectan a la vida cotidiana.

Desplazamiento de la rótula por atrofia de los cuádriceps: con el pedaleo tradicional se produce un mayor empleo del vasto externo, que hace que este músculo se desarrolle más que el resto de los cuadriceps produciendo una hipertrofia. Dicha descompensación muscular hace que el vasto “tire” de la rótula hacia el exterior, produciéndose una desalineación de la articulación (la rótula se sale de su eje correcto de trabajo) que frecuentemente produce dolor al pedalear y lesiones en la rodilla (condromalacia rotuliana). Idéntico problema se produce con los isquiotibiales.

Rozamiento articular del fémur contra la tibia en cada ciclo de pedaleo, en el punto muerto superior, que supone una desgaste progresivo de la meseta tibial y suele cursar dolor agudo y, con frecuencia, crónico.

Tendinitis por exceso de tensión sobre los tendones, que al ser forzados por el ejercicio intenso exceden las fuerzas que están diseñados para soportar. Este problema es muy frecuente para los ciclistas en los isquiotibiales, ya que éstos trabajan principalmente en el momento de la subida del ciclo de pedaleo. La función natural de los isquiotibiales es la tracción, con movimiento ágil y rápido, pero no tan potente como los cuádriceps, que son capaces de hacer un empuje de potencia muy superior en la zona de bajada del pedal, donde aplican la máxima fuerza.

rotor grafico2

La problemática fisiológica de las rodillas con el pedaleo convencional

La rodilla es una articulación con una alta inestabilidad salvada por un fuerte aparato cápsulo-ligamentario y un sistema meniscal.

Sin embargo estas estructuras mencionadas (cápsula, ligamentos y meniscos) no tienen el mismo comportamiento, según sea el grado de flexión de la articulación en el pedaleo, va desde 150°-155° a 70°-80° permitiendo unos 80°-90° totales de movimiento.

En este momento, atendiendo al orden de aparición normal y en grado creciente a la gravedad de la integridad de la rodilla, se producen:

  • Desajustes de tensión muscular por diferencias en la Tensión/Longitud del par muscular.
  • Estímulo de los mecanorreceptores articulares que van a modificar la entrada en trabajo del par muscular.
  • Arrastre del punto de apoyo intraarticular con sobretensión del ligamento cruzado anterior.
    • Modificación de la posición de torsión transversal articular con sobretensión de los ligamentos, en particular, del ligamento lateral interno y modificación de las Cadenas Activas de Control Lateral

Por el contrario, con el sistema Rotor el grado de avance de las bielas independientes evita los puntos muertos superior e inferior mitigando el efecto de las patologías asociadas y permitiendo un estado de salud de la rodilla más adecuado. Al impedir que ambas bielas coincidan una arriba y otra abajo, se producen notables efectos fisiológicos sobre las rodillas, como analizamos a continuación.

  • La sensación de la fuerza aplicada con la utilización de Rotor es mayor que en con las bielas normales. Es posible aplicar más fuerza con el sistema Rotor preservando la integridad de la rodilla, siendo éste el factor limitante en la utilización de grandes desarrollos.
  • Todas estas mediciones indican que Rotor permite realizar mayor trabajo muscular en el rango articular y mecánico de la biela en que es mayor su rendimiento, lo que facilita la economía articular porque respeta más la fisiología articular.
  • Se muestra de forma evidente que la presión en la rótula es menor y la sensación de confort es mayor aún dentro de la normalidad de la muestra, considerando que se puede desarrollar más fuerza muscular en relación al desconfort rotuliano.
  • La sensación de presión en la rótula al pedalear bajo gran demanda, permite deducir que con Rotor la actividad de la rodilla es más fisiológica, como refleja el confort manifestado a pesar del aumento de la fuerza aplicada que permite el sistema Rotor.
  • Ante situaciones de alta intensidad, Rotor permite mantener una mayor cadencia de pedaleo para una frecuencia cardiaca similar.
  • Mejor aceleración y desaceleración de la cadencia de pedaleo en una situación libre de pedaleo para una frecuencia cardiaca similar.

 

  • El patrón de pedaleo con Rotor es más fisiológico, de rápida adaptación en función del patrón neuromuscular del sujeto y que posibilita una mayor facilidad del pedaleo.

 

rotor piernas

Demostrado científicamente

En los estudios realizados, se obtienen resultados muy positivos sobre las ventajas de Rotor. A continuación extractamos las conclusiones de los mencionados tests:

Dr. José Miguel Tricas, Universidad de Zaragoza, Unidad de Fisioterapia. Estudio “Rotor Generador De Salud”:
“Es posible aplicar más fuerza con Rotor preservando la integridad de la rodilla, siendo éste el factor limitante en la utilización de grandes desarrollos.”

“(…) con Rotor la actividad de la rodilla es más fisiológica, como refleja el confort manifestado a pesar del aumento de la fuerza aplicada que permite el Rotor.”

“(…) permite mantener una mayor cadencia de pedaleo para una frecuencia cardiaca similar.”
“Todo lo anterior apunta a que el sistema de propulsión Rotor preserva la salud de la rodilla.”

Dr. Joseba Barrón, Clínica Senkirol, Bilbao. “Estudio sobre el Rotor”:
“Conclusiones: A iguales tiempos se supera en menor % el umbral anaeróbico. Hay menor trabajo anaeróbico en una salida cualquiera, luego hay menor generación de ácido láctico y de tóxicos, lo que redunda en una mejor salud de nuestros grupos musculares. Se aprecia una mayor comodidad con el sistema rotor para pedalear sentado durante mas tiempo.”

rotor rui costa

Fuente: AmigosDelCiclismo.com

Si estás interesado en los platos ovalados de Rotor, puedes conseguirlos en nuestra tienda online.